Seleccionar página

La importancia de aprender del pasado

A lo largo de nuestros años como proveedor de servicios, en Quistor hemos aprendido que reflexionar sobre el pasado es un poderoso catalizador del cambio. Ya sea en contextos personales o profesionales, analizar las experiencias pasadas nos permite aprender, adaptarnos y evolucionar. Al comprender lo que ha ocurrido, podemos tomar decisiones con conocimiento de causa, prevenir errores y optimizar la utilización de los recursos. Es un proceso fundamental que impulsa a los distintos equipos de Quistor hacia el crecimiento, la mejora y la excelencia.

De hecho, el estudio de los accidentes aéreos ejemplifica este principio. La comunidad aeronáutica responde con rapidez, llevando a cabo investigaciones exhaustivas cada vez que se producen incidentes de este tipo. Su motivación reside en reconocer que la comprensión de los factores subyacentes es vital para evitar futuros sucesos. Esta mentalidad de aprendizaje continuo se extiende más allá de la aviación y se aplica a diversos campos.

En nuestra actividad, el aprendizaje de experiencias pasadas se manifiesta de dos formas distintas:

  1. Informes posteriores a la acción (IPA): Estas evaluaciones exhaustivas profundizan en los detalles de lo ocurrido durante un suceso concreto. Proporcionan información valiosa al identificar las causas profundas y las áreas susceptibles de mejora. Sirven como hoja de ruta para mejorar el rendimiento futuro.
  2. Reuniones sobre las lecciones aprendidas: Estas sesiones de colaboración reúnen a las partes interesadas para debatir las principales conclusiones extraídas de las actividades en curso o finalizadas. Los participantes comparten sus observaciones, identifican las mejores prácticas y señalan las áreas en las que es necesario realizar ajustes. Las reuniones sobre las lecciones aprendidas fomentan el crecimiento y el perfeccionamiento continuos.

Tanto los informes anuales de actividades como las reuniones sobre lecciones aprendidas contribuyen significativamente a nuestro conocimiento colectivo y nos impulsan hacia la excelencia. La combinación de sus puntos de vista puede conducir a mejoras más sólidas y a una toma de decisiones más informada.

Para aplicar eficazmente los informes posteriores a la acción (IAA) y las lecciones aprendidas en su organización, tenga en cuenta los siguientes pasos:

  1. Establecer un proceso formal
  • Cree un marco estructurado para llevar a cabo los IAA y documentar las lecciones aprendidas. Defina funciones, responsabilidades y plazos.
  • Asegúrese de que el proceso sea coherente en todos los proyectos o incidentes.
  1. Implicar a todo el equipo
  • Fomente la participación de todos los miembros del equipo que hayan intervenido directamente en el proyecto o incidente.
  • Reúna diversas perspectivas para captar una visión integral de la situación.
  1. Priorizar las acciones correctivas
  • Identifique las áreas de mejora basándose en las conclusiones del informe de evaluación anual.
  • Priorizar las acciones correctivas evaluando su impacto y viabilidad.
  • Asignar la responsabilidad de aplicar estas acciones.
  1. Integrar las conclusiones en la toma de decisiones
  • Utilizar las conclusiones del informe para fundamentar las decisiones y estrategias futuras.
  • Garantizar que las lecciones aprendidas se incorporen a la planificación del proyecto, la gestión de riesgos y los procesos operativos.
  1. Fomentar una cultura de aprendizaje continuo
  • Fomentar la comunicación abierta y un entorno libre de culpas.
  • Celebre los éxitos y reconozca las áreas de mejora.
  • Revise periódicamente los IAA y actualícelos según sea necesario.

En Quistor, todo lo que hacemos es aprender: ¡prácticamente está en nuestro ADN!

Este compromiso se traduce en la prevención de errores y en una utilización más eficiente de los recursos. Incorporamos a la perfección los informes posteriores a la acción (IAA) y las lecciones aprendidas en nuestros procesos. ¿Por qué? Porque reconocemos su impacto significativo tanto en nuestros apreciados clientes como en nuestro dedicado personal.

Autor: Alejandra Luchón

¿Tiene alguna duda? Nos pondremos en contacto con usted:

Consentimiento

5 + 15 =